• Jani Gross

Todo sobre los probióticos: qué son, cómo se consumen, dónde se encuentran, marcas y ¡mucho más!



Como varias ya sabrán, consumo probióticos desde hace 3 años al menos. Todas las mañanas de mi vida tomo una cápsula de probióticos: me ayuda a digerir bien, a mejorar mi salud intestinal en general, reducir inflamación y a tener mayor tolerancia a los alimentos. 

Empecé a consumirlos cuando concluí que era un gran “remedio” para mis issues digestivos (para ver la nota sobre issues digestivos hacé click acá). Después de tanto research en la época en la cual me sentía tan mal, probé consumir probióticos ya que había leído que eran de gran ayuda. Estudié muchísimo sobre el intestino y entendí que eran una excelente alternativa para mejorar mis síntomas. Una vez que empecé a notar los beneficios nunca más los dejé y eso que no me gusta tomar cápsulas ni pastillas pero esto para mi no es negociable, ¡mi salud ante todo! y ahora les cuento qué son y por qué son tan importantes: tengas o no issues digestivos.

QUÉ SON LOS PROBIÓTICOS

Son microorganismos vivos (bacterias y levaduras) que trabajan para que nuestra salud intestinal sea óptima. Nosotros ya tenemos en nuestra flora cantidad de estos organismos pero muchas veces se ven deteriorados por varios factores (abajo mencionados) y dejan de funcionar al 100% desatando enfermedades de todo tipo. Otra de las razones por la cual se puede ver afectada la flora es por bacterias “malas” que generan residuos tóxicos y contaminan el espacio. Es por eso que al consumir probióticos uno ingiere más bacterias buenas para ayudar a las ya existentes y ahora que son un gran equipo trabajan mucho mejor (tratando de se ser lo más pedagógica posible para que se entienda jaaj).

FUNCIÓN DE LAS BACTERIAS EN NUESTRO ORGANISMO

  1. Encargadas del sistema inmune y la respuesta inflamatoria en el cuerpo. Por eso muchas enfermedades “nacen” en nuestros intestinos.

  2. Previenen el ataque de bacterias “malas” (patógenas). Un ecosistema débil facilita que entren bacterias peligrosas a nuestro cuerpo.

  3. Participan en la síntesis de algunas vitaminas.

  4. Regulan nuestro metabolismo. Influyen en la absorción de nutrientes y en la respuesta metabólica frente a lo que ingerimos.

Como verán cumplen un rol fundamental en nuestro cuerpo y no le damos la bola necesaria, al menos no la que se merece.

TIPOS DE BACTERIAS

Hay distintos tipos de  bacterias y de hecho según tu objetivo te conviene tomar un tipo u otro de probióticos.

PARA ISSUES DIGESTIVOS

Las más famosas son: Lactobacillus y Bifidobacterium. Por lo tanto si buscas probióticos en cápsula para comprar por temas digestivos asegúrate que tengan estas dos bacterias.

PARA HONGOS VAGINALES + INFECCIONES EN EL TRACTO URINARIO

Las más conocidas son Lactobacillus reuteri y Rhamnosus. Mucha gente tiene tendencia a hongos vaginales por una acidificación del PH o por sobrecrecimiento de levaduras/hongos “malos”, como también infecciones en el tracto urinario. Cuando la flora está débil, nuestro sistema inmune también se debilita y por eso es más fácil que se generen infecciones ya que no hay un "equipo sólido" para defender. Al restablecer la flora esto se puede curar y prevenir futuras infecciones.

Esto es lo que me gusta sobre todo de los probióticos, ayudan a PREVENIR, que es algo que la medicina tradicional no está muy enfocada, sino que apunta a darte medicamentos una vez que ya estás enfermo.

QUÉ FACTORES ARRUINAN NUESTRA FLORA INTESTINAL

Les voy a dejar una lista de los principales y los más importantes. Todo esto es lo que uno debería evitar o al menos disminuir su consumo. Empezando por:

  1. Medicamentos, antibióticos, antiinflamatorios: A veces se abusa de los mismos y se toma por las dudas. Creo que son necesarios pero solo cuando el caso realmente lo amerita y no por un simple dolor de cabeza. Cada antibiótico es una bomba que mata bacterias: las malas ¡pero también las buenas! De hecho muchas personas después de tomar antibióticos tienen algún tipo de infección justamente porque debilitaron su flora mientras trataban de curarse de su anterior enfermedad.

  2. Estrés: Un cuerpo estresado deja de funcionar bien en general, se debilita el sistema inmune ya que impacta directamente en nuestra flora y por eso muchas veces nos enfermamos en períodos de exámenes o cuando tenemos que dar una presentación.

  3. Azúcar: El azúcar es una fiesta de colores para las bacterias y levaduras “malas”. Si le das azúcar les das fuerza a ellas, ya que de eso se alimentan. Por cuando tenes candidiasis como tuve yo una de las primeras reglas del médico es cortar en seco cualquier azúcar incluyendo almidones, frutas, cereales, etc.

  4. Comida procesada INCLUYE EDULCORANTES ARTIFICIALES Y PRODUCTOS LIGHT y lo digo gritando porque la mayoría me va a decir: “yo no como productos de paquete” y piensa que me refiero a papas fritas Lays: NO; me refiero también al postrecito Tammy, a los chicles beldent y todo lo que no sale de la naturaleza: Las bacterias (y nadie) está adaptado a alimentos modernos, el cuerpo no reconoce lo que es “aspartame” o “saborizante de vainilla C345”. Es una de las tantas razones por las cuales dejé los chicles, eliminé la sucralosa y bajé cantidades de otros edulcorantes.

  5. Nuestro entorno: químicos de productos de limpieza, contaminación ambiental, etc.

Ahora que vemos lo importante de mantener nuestra flora saludable y por ende cuán clave es consumir probióticos para mejorarla, vamos directo al tema de interés.

BENEFICIOS DE LOS PROBIÓTICOS

  1. Mejoran la digestión

  2. Reducen inflamación y gases

  3. Ayudan a regular el tránsito intestinal

  4. Fortalecen el sistema inmune

  5. Ayudan a bajar de peso: los ácidos que generan juegan un rol importante tanto a nivel saciedad como en la quema de grasa

  6. Mejoran síntomas de depresión y ansiedad (mente e intestino 100% conectados)

  7. Clave para casos de Colon Irritable 

  8. Reducen los antojos por azúcares o carbohidratos

  9. Mejoran la energía

  10. Mejoran el aspecto de la piel, pelo, uñas

Parece milagroso pero les juro que todos estos síntomas los tuve y desde que mejoré mi salud intestinal todo esto se fue acomodando. Es decir: es REAL todos estos beneficios que menciono.


Ahora: no es que tomar probióticos hace magia, sino lo que hacen es volver a darle la salud de tu flora intestinal que básicamente regula todo en tu cuerpo. Si tu flora está bien, todo lo demás funciona bien.

Tema importante a tener en cuenta:

El hecho que la flora y el cerebro están íntimamente conectados es REAL. Por eso al estómago se lo llama “el segundo cerebro” porque toda la información pasa por ahí. Cuando hay issues en la cabeza (lease psicológicos) hay MUUUUCHAS que se traduzca en tu estómago. Y por más que tomes probioticos y hagas todo para que tu estómago esté perfecto, si en tu cabeza hay mil mambos, no va a mejorar. Es un tema de balance en general de la vida, no podemos tomar sólo un factor de nuestro cuerpo, hay que pensar en que somos UNO y que todo nuestro cuerpo tiene que estar equilibrado para funcionar bien. ¡Y no es chiste! Yo fui a la psicóloga cuando veía que no estaba tolerando ni UN alimento. Y me hizo super bien darme cuenta que lo que “no procesaba o no toleraba” en realidad eran pensamientos o emociones y eso lo traducía en mi panza. Para algunos suena rebuscado, lo sé pero al menos a mí me cierra por todos lados.

DÓNDE SE ENCUENTRAN LOS PROBIÓTICOS

En cápsulas que se compran (abajo escribo en detalle dónde y etc.) o en alimentos naturales como:

  1. Yogur SIN PASTEURIZAR. Comiendo yogur ser o sancor no van a obtener esos beneficios. La marca que conozco que tiene yogures sin pasteurizar es La Choza, que es orgánico. O si tenés la suerte de pasar por zonas de campo seguro vas a encontrar caseros. También hay veganos como Quimyog o Crudda que están fermentados. O los podes hacer vos mirando las recetas que subí.

  2. KOMBUCHA: ¡Yo tomo todo el tiempo! Es un té fermentado, que gracias al fermento tiene un poco de gas. A mi me encanta. Chequeen en dietéticas en la parte de heladera.

  3. MISO: ¡soy fan! es soja fermentada y yo lo uso en reemplazo de sal. Viene en formato de una pasta y se consigue en Barrio Chino o dietéticas.

  4. Pickles: Son avinagrados, no a todos les gusta pero es una buena forma de incorporar probióticos y veggies al mismo tiempo.

  5. Chucrut que se consigue en dietéticas, supermercados o locales deli/ gourmet o lo pueden hacer casero. Chequeen en internet hay mil recetas. Yo compraba marca Los Montes.

  6. Chocolate amargo: Solo de calidad (70% a 100% cacao, natural y sin químicos), nada de Milka o derivados. El cacao es un producto fermentado y sus polifenoles actúan como probióticos. ¿¿Hace


falta más razones para seguir comiendo chocolate??

  1. Kefir: son unos nódulos que se pueden comprar y se hace kefir de leche o yogur. Chequeen que hay algunas dietéticas que los venden o sino online.

  2. Tempeh o salsa de soja fermentada. Más difíciles de conseguir pero en una de esas tienen suerte.

  3. Quesos veganos (o no) fermentados: los pueden hacer caseros. Chequeen mis recetas de quesos veganos en mi Instagram o acá en mi web.

El pan elaborado con masa madre, justamente es mucho más liviano y fácil de digerir porque abundan bacterias buenas en el fermento. En mi Instagram pueden buscar recetas.

PROBIÓTICOS EN CÁPSULAS

Siempre fue difícil conseguir probióticos en Argentina porque no hay una marca nacional realmente buena y ya sabemos cómo es nuestro mercado respecto a productos importados. Antes eran nulas las marcas pero ahora si te fijas en Mercado Libre o internet hay varias empresas o distribuidores que están trayendolos. Es cuestión de buscar. Google siempre es lo más fácil. Si viajan les recomiendo que se traigan varios y tengan en cuenta que al ser seres vivos tienen que estar a temperatura fresca, es decir si les da calor se mueren. Por lo tanto hay que tener cuidado con el transporte. Si tienen un amigo o familiar le encargan a esa persona, total no pesa nada. TIP: Compralo online y mándaselo al hotel de la persona que viaja, le ahorras el tiempo y el bajón a la persona que te hace el favor de ir a la farmacia en sus vacaciones. 

QUÉ TENER EN CUENTA AL COMPRAR CÁPSULAS

  1. Saber si es para tu sistema digestivo o por un tema de infecciones/hongos

  2. Ver la cantidad de colonias: Mientras más cantidad de bacterias mejor. Las que son realmente fuertes y eficientes son de  40 billones de “CFU” o colonias para arriba. Por supuesto que estas son más caras que las que tienen 5 billones. Sería tomar 1 cápsulas vs 8 de la otra, para que se entienda. El número siempre está en el frente del envase.

Lamentablemente es un producto caro, una buena marca sale entre 30 a 60 dólares que serían unos $600 a $1200 pesos argentinos. Y eso si lo compran afuera, en Argentina probablemente sean más caros. Es por eso que una buena alternativa es consumirlo en alimentos naturales, que USTEDES MISMOS PUEDEN HACER, porque ya se que muchos me van a decir que dónde viven no lo consiguen o es muy caro. Yo misma fermento yogures veganos o panes masa madre y todas las recetas están en mi cuenta. Y no es un gasto inmenso ni mucho menos, es cuestión de hacerlo.

MARCAS RECOMENDADAS

Estas son las marcas que yo misma probé y yo misma consumo. Seguro que hay mil más pero de estas tengo certeza 100% por experiencia propia que son muy buenas.

  1. RENEW LIFE ULTIMATE FLORA

  2. GARDEN OF LIFE (Todos los productos de esta marca son increíbles)

  3. SILVER FERN BRAND

  4. BIO SCHWARTZ

  5. NUTRITION ESSENTIALS

DATO CURIOSO

Cuando uno nace tiene la flora digestiva estéril, es decir todavía no hay bacterias. Las mismas se van asentando en la flora los primeros días post parto. El tipo de bacterias que te coloniza depende de la flora de tu mamá (es decir si tiene una flora saludable la tuya va a ser de la misma partida y si nunca cuidó su flora probablemente ya arranques mal) y por otro lado si naciste por cesárea o parto natural. Cuando uno nace naturalmente hay como una especie de “baño” de bacterias que van a proteger al bebé. Y la gente que nace por cesárea no tiene ese baño de bacterias por que sale por medio de una operación anti natural. Henos aquí cómo la naturaleza es TAN sabia. De hecho se sabe que las personas que nacieron por cesárea tienen mayor tendencia a enfermarse por contar con un sistema inmune débil o al menos no tan fuerte. Lamentablemente hoy en día se abusa de la cesárea porque es un negocio de la medicina y por otro lado muchas veces es necesario porque el bebé está en peligro, por lo tanto hay situaciones de riesgo en las que no queda otra opción.

Las bacterias también se transmiten en la lactancia y hasta en el contacto con la piel de la madre. Hasta los 2 años tenemos un tipo de bacterias (bifidobacterias) y recién ahí empezamos a tener nuevos tipos de bacterias.

Si les interesa leer más sobre los intestinos y probióticos las aliento a que compren libros al respecto y consulten con especialistas porque es UN MUNDO toda la información que hay y es increíble que no sepamos cuán importante es. CEREBRO + INTESTINO están 100% relacionados, muchas respuestas a tus desbalances por más que no sean digestivos (lease: ansiedad, antojos desaforados, falta de energía, depresión, etc.) las podés encontrar ahí: ¡en tu panza!

0 vistas