Buscar
  • Jani Gross

8 RAZONES POR LAS QUE TU CUERPO TE ESTARÍA PIDIENDO DULCES

#dulce #cravings #postre #saludable #alimentacion #alimentaciosaludable


SABÍAS QUE HAY FACTORES EMOCIONALES, BIOLÓGICOS, SOCIALES Y QUÍMICOS QUE PUEDEN SER LOS ENCARGADOS DE PEDIRTE ESE POSTRECITO/CHOCOLATE/HELADO/ALFAJOR/BUDÍN HEALTHY?

Les dejo a continuación un detalles de 8 posibles razones por las que su cuerpo les pide a gritos algo dulce. Se sienten identificadas con alguno de estos puntos? Cometen en el post de mi cuenta de Instagram @JanigrossHealthyFit

  1. SITUACIÓN: CANSANCIO. Cuando dormimos mal o estamos pasados de rosca y no paramos un minuto (hola fin de año) empezamos a picotear entre comidas, ganas de dulce después de almorzar o a la tarde, te tienta algo bien chocolatoso o mucho dulce de leche. Les pasa? EXPLICACIÓN: Azúcar y carbohidratos son fuente de energía inmediata. CÓMO RESOLVERLO: Dormir más. Acostarte más temprano, cortar antes con las pantallas. Darte un recreo de descanso durante el día para frenar un poco la cabeza y simplemente disfrutar un buen baño, una caminata, algo que te regenere.

  2. SITUACIÓN: ESTRÉS. Y este año yo creo que lo vivimos todo mucho más aumentado. Llega diciembre y se quintuplica. Mil cosas que terminar, entregar, resolver. EXPLICACIÓN: El dulce nos da una sensación de alivio, nos calma, pero no te dejes engañar: es sólo momentáneo. CÓMO RESOLVERLO: Ya lo sabemos todos sin embargo la gran mayoría no lo aplica: contacto con la naturaleza, grounding (descalzos en el pasto), meditación o al menos respiraciones conscientes, yoga, actividad física, aire libre, hacer cosas que nos llenen: leer un buen libro, ver a una amiga, etc.

  3. SITUACIÓN: RESTRICCIÓN. Venís super enfocadx en tu dieta, te estás tratando de cuidar todo lo posible por que llega el verano, porque operación bikini, etc. Y te ENCANTARÍA comer ese pedazo de xxx que pasa delante tuyo, o que tenes guardado en tu alacena, o la torta de cumple que están sirviendo. Pero te lo negas, y ahí queda la idea boyando en tu cabeza de las ganas que te dan comerlo. EXPLICACIÓN: Al reprimir un deseo, ese deseo sigue vigente en nosotros, sólo que nos contenemos a llevarlo a cabo. El problema es que si ese deseo no se va, eventualmente lo vamos a querer concretar. CÓMO RESOLVERLO: Mi recomendación es que no te prives nada, sino aprendé a manejarlo. Saber controlar porciones y frecuencia es la clave. Un par de cucharadas de un postre y no todo. Un par de cucharadas de helado y no el 1/4. Así no vas acumulando ganas, te las sacas en el momento. Porque si acumulas ganas, sabé que es proporcional al tamaño de la porción que te vas a servir después. Con calma y con amor.

  4. SITUACIÓN LOW CARB: Está bastante de moda la dieta low carb o keto. El tema es que no todos se adaptan y muchos necesitan de esa dosis de carbohidratos para poder funcionar y para poder estar de buen humor. Y al restringir tanto este macronutriente probablemente haga que sueñes con un bowl de fideos. EXPLICACIÓN: Los carbohidratos son fuente de energía, cuando haces una dieta low carb, te quedás cada vez con menos reservas. El cuerpo te avisa que necesitas “llenar el tanque” pidiéndote un consumo rápido y efectivo: azúcares. CÓMO RESOLVERLO: Si estás siguiendo una dieta keto o low carb con un profesional planteale lo que te está pasando para ver si es cuestión de salir de esta fase para entrar en modo “quema grasa” en vez de carbohidratos. Pero si ya van varias semanas en las que tu cuerpo no se adapta deberías replantearte el estilo de alimentación. Cada cuerpo es un mundo y no a todos nos funciona lo mismo. Ahora si estás restringiendote sólo por moda, te recomiendo que no lo hagas. Asesorate bien para poder sentirte óptimo con una cantidad personalizada de carbs para vos. A muchos les resulta más efectivo de hecho consumir carbs complejos y menos grasas. Escuchate y consultá con quienes saben.

  5. SITUACIÓN: MUCHO SUGAR FREE. Edulcorante para todo: infusiones, limonadas, recetas dulces, postres hasta para el dressing de la ensalada. Tanto edulcorante puede distorsionar nuestra apreciación y valoración de lo dulce. EXPLICACIÓN: Con poca cantidad endulzan MUCHO más que el azúcar. De hecho les habrá pasado que por x situación no tenían edulcorante y le quisieron poner azúcar y pueden ir por en 2do sobre de azúcar en el café e IGUAL no sentir el dulce que les gusta y al que están acostumbrados. El cuerpo considera además que está entrando azúcar. Sube la insulina, pero no llega azúcar, se genera hipoglucemia lo que lleva a HAMBRE. CÓMO RESOLVERLO: Bajale a la dosis del edulcorante, tratá de optar por frutas, opciones de desayuno saladas para evitar querer agregar endulzante ya sea a tu pancake/budin/muffin. Usar dátiles, miel o azúcar mascabo para endulzar preparaciones (cuando veas la cantidad que pones, vas a querer bajarle el consumo).

  6. SITUACIÓN: BAJÓN EMOCIONAL: Cuántas veces nos sentimos tristes o caídas y vamos en busca de un helado/chocolate/alfajor para darnos ese “mimo” que tanto necesitamos. Es un hambre emocional, nos llenamos con comida buscando llenar un vacío que en realidad está en otro plano. De hecho nos damos cuenta que comemos y comemos y nunca nos “llenamos” pero porque estamos mezclando peras con manzanas. EXPLICACIÓN: Cuando consumimos azúcar el cerebro libera dopamina, un neurotransmisor que produce sensación de bienestar. Una vez que ese azúcar se procesa, todo ese “rush” energético cae, por lo tanto no sólo nos sentimos como antes sino peor, además de la culpa de haber comido en exceso y sin hambre verdadera. CÓMO RESOLVERLO: Como dijimos antes lo que buscamos es llenar un vacío emocional, por lo tanto busquemos algo que nos llene desde ese lado en vez de recurrir a la comida como medio. Entonces podemos llamar a una amiga, o decirle de ir a caminar así salen al aire libre y hablan. Podes ir a darte una ducha o baño de inmersión con velas y perfumitos, buscar un buen libro e irte a una cafetería que te guste mucho, escribir un mail a tu psicóloga para bajar todo lo que te está pasando (se lo podes dar en la prox. sesión que tengas como una herramienta más), etc.

  7. SITUACIÓN: DESARROLLASTE UN HÁBITO: Los hábitos son actos que realizamos de forma repetida hasta llegar al punto que los naturalizamos como parte nuestro y no nos cuestionamos lo que estamos haciendo/consumiendo. Si en tu familia todos comen fruta después de comer, probablemente es algo que se te instale, y cada vez que termines de comer quieras una fruta. Quizá no paraste a pensar si realmente estás llena o no, simplemente es tu forma de darle fin a esa comida. EXPLICACIÓN: Cuando instalamos un hábito a nivel nutricional, no conectamos con nuestra hambre saciedad ya que nos ponemos en piloto automático. Esto es adrede ya que el cerebro lo que intenta es gastar la menor cantidad de energía posible en decisiones. Cuando tenemos un hábito ya no gastamos energía en ese acto, porque no estamos cuestionandonos si vamos a realizarlo o no, ya es una decisión tomada. CÓMO RESOLVERLO: Frenar, cuestionar y/o reemplazar ese hábito. Es decir, primero tomar conciencia de lo que estamos haciendo. La próxima vez que llega el bowl de frutas a la mesa (aclaro que no hay nada de malo en comer fruta de postre, sólo cuestionamos el hábito en automático) hacemos 3 respiraciones profundas, muy profundas, lentas y conscientes. Cuando termino de respirar me pregunto: tengo hambre? si la rta es sí: elegí la fruta que quieras, ahora, si la respuesta es no: entonces no la agarres. Probablemente no agarrarla te va a generar ansiedad, porque vas a sentir que te está faltando algo, lo que podes hacer es: 1) cambiar de espacio, andate de la cocina o living y seguí con otra cosa: ducha, libro, terminar algún pending, como para correr el foco. Otra opción es hacerte un té o tomar agua o alguna limonada si estás buscando ese toque dulce post comida. Esto aplica para cualquier tipo de hábitos. Lo importante es tomar conciencia de cada decisión que tomamos y no vivir en piloto automático.


1,392 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo